Música compuesta por Carolina Reguera, gracias por dejarme compartirla con los amigos del blog.

domingo, 7 de abril de 2013

TITANES: Hicieron historia



Lo que prometía ser un gran fin de semana de entreno, se convirtió en un capítulo para enmarcar y guardarlo en un cajón, iban a ser 110km y casi 11.000mt des +/-


El viernes se adelantaba con un largo desplazamiento hacia el lugar de la prueba, allí me esperaba mi compañero de batallas, Marc, con el que iba a ser nuestro cobijo, durante las próximas horas.
Realizada la recogida de dorsales y después de una copiosa ingesta de hidratos, nos dispusimos a "plegar la oreja", a sabiendas de lo que nos esperaba al día siguiente.
Nos levantamos a -3Cº, el cielo cubierto y amenazante, pero lo peor radicaba en las palabras de regocijo de mi compañero de caravana ya que la salida de su prueba era 3h después cuando todas las previsiones apuntaban una mejoría.
Los preparativos fueron rápidos ya que lo tenía todo bastante esquematizado, la mochila por aquí, la ropa por allí y la materia sólida a ingerir, dispuesta para ser colocada.
El planteamiento era claro, se trataba de acumular kilómetros y desniveles, realizar un entreno largo pero con la asistencia que te permite una prueba de estas características.
Los ritmos los llevaría controlados desde el principio, trote en los planos y ligero en las bajadas caminando, eso sí,  en las subidas pronunciadas. El ritmo era conservador a sabiendas de la dureza del recorrido que me esperaba  pasado el ecuador de la prueba.
A titulo anecdótico, se puso a nevar a los pocos kilómetros de la salida dando lugar a una bonita estampa para el recuerdo.

El paisaje hacía que por unos momentos te evadieras y que fuera tu imaginación la que tomara el protagonismo de aquellos momentos.
Lo dicho, era tal la euforia,  que no paraban de venir a mi cabeza un sinfín de planes y de historias para los que necesitaría de un par de vidas mas para llevarlos todos a cabo.
Pues dicho y hecho, no sé si fruto de mis desvaneos o de yo que sé, el caso es que en una bajada técnica (como tantas otras), mi pie derecho se torciera más de lo permitido.
Sabía cuál era el perfil que me esperaba hasta el siguiente avituallamiento y era el 90% en descenso (justo cuando más me dolería), le di al play de mi mp3 y deje que la música y letra de las canciones, hicieran el resto.

Pero es ahí donde comienza, lo que para mi fue, el  "Vía Crucis" del día, que si que hago aquí, que si me ha pasado por falta de entreno, que sí, que sí, que si..... En cuestión de minutos, he pasado de comerme el mundo a verme devorado por él.
Si ya lo decía antes, lo repetiré por si alguien no lo sabía.... NUNCA y repito NUNCA hay que tomar decisiones inmediatamente después de un resultado negativo, si se pueden dejar dos o tres días, mejor.
Pero la suerte me había reservado otra sorpresa, la organización facilitaba en aquel punto kilométrico, des pues de 45km y casi 4000mt de desnivel acumulado, tenía para mí los servicios  de un físio. Le enseñe mi maltrecho pie y después de un "parcheo" y curradísimo tapping, me sugirió lo que me había empezado a plantear, el tan maldito abandono.
No tenía porqué pero era tal la desesperación en aquellos momentos que la negatividad se apoderó de mi persona por unos instantes.


Pero amigos, después de un día, inevitablemente, llega el siguiente y tras una desconexión total de telf., redes sociales y demás,  sentado en el sofá de casa viendo la GRAN película que da título a este blog,  se ha dado la vuelta a la tortilla. El dolor esta años luz de lo de ayer, abriremos más si cabe los ojos y daremos un descanso a estas les mis “pates”.

Si lo que hacemos cada día, con tanto esfuerzo y sacrificio, dejando de lado muchas otras cosas que estoy seguro serían de buen agrado para una mayoría.... repito , si eso que hacemos y con lo que tanto disfrutamos, no nos llenara como ya lo hace, sin lugar a dudas, habríamos abandonado hace ya mucho tiempo.
Vuelvo a decir que por falta de ganas, ambición y por espíritu de sacrificio no será. Así que dejaremos que sea el día a día el que se encargue de valorar lo que sería la suma de nuestros triunfos o de nuestras decepciones pero jamás hablaremos de fracasos.

El infortunio quiso tapar el poder de la ambición pero juro que hoy, hoy, no será. Esperemos  que sea el tiempo o el destino el que se encargue de minar nuestro camino ya que son tantos  los proyectos abiertos a nivel individual y colectivo que las ganas de avanzar y de crecer, superan con creces las abandonar.

Que es buenos ser ambicioso? Por supuesto, que es lícito llenarse de proyectos? Por supuesto, vivir inmerso en el vacío no nos hará más que alimentar nuestras ganas de no hacer y de sucumbir ante el primer obstáculo que se nos presente. No olvidaremos tampoco que al igual que asumimos algunos retos, hemos de ser conscientes que alguno se  nos atragantará más de la cuenta, pero como decimos siempre…. Nadie dijo que iba a ser fácil si no, no lo habríamos intentado.

Quiero aprovechar también para dar un 10 a la organización y otro más para los voluntarios de todas las pruebas a las que tengo la gran suerte de poder acudir ya que de una manera u otra y de forma altruista participan, siendo indispensables para su realización.   Una vez más... GRACIAS.
No obviaremos la mencion de mis compañero de "tortura" que aún haciendo la otra prueba, si esta era de 45km (la mitad de la larga), el desnivel acumulado invitaba ya de salida a plantearselo d eotra manera.
Enhorabuena makinas, Vamoooooooooooooooos

2 comentarios:

  1. Con esfuerzo y constancia se consigue todo en la vida, así que solo queda pensar en lo que nos viene por delante, un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. A cuidarse y recuperarse pronto.
    ¡¡¡Ánimo!!!
    Por cierto, ¿qué prueba era?

    ResponderEliminar